Rem Colera

Las dos botellas de vino que nos salvaron la vida

A la hora de practicar el remo en nuestras instalaciones, no aceptamos el alcohol bajo ningún concepto. Hace unas semanas llegó un nuevo alumno que siempre llevaba una mochila muy grande a cuestas. En una de nuestras salidas, nos dimos cuenta de que lo que llevaba en ella eran enormes botellas de vino que, en diferentes descuidos, se encargaba de vaciarlas. Sin embargo, el instructor se dio cuenta de ello y le echó una bronca cuando estábamos a mitad del entrenamiento.

Sin saber muy bien porque, se produjo un problema en la barca y se originaron dos orificios que la estaban empezando a hundir. Desgraciadamente, no teníamos fórmulas para poder frenar la entrada de agua. Fue entonces cuando el instructor tuvo la idea de utilizar el corcho de las dos botellas de vino para poder taponar esos agujeros. Lo mejor de todo es que se adaptó a la perfección y nos permitió llegar a la orilla en que se produjera ningún tipo de problema.

Es cierto que este alumno nos ha salvado la vida, pero, de cara al futuro, tiene vetada la entrada a nuestro entrenamiento, por lo menos mientras siga llevando la misma mochila.

Leave a Reply